Historia del Origen de la Música House

houseEl house es un género musical englobado dentro del concepto de música electrónica. Fue creado en los clubes de Chicago a principo de los años ochenta. La música house está fuertemente influenciada por la música disco (a su vez influenciada por el soul y el funk) de finales de los años 70. El house toma elementos del disco, como los prominentes bajos marcando el compás, pero creando un nuevo estilo al mezclarlo con sonidos electrónicos creados con sintetizadores, samples.

Sus inicios se remontan a los clubes nocturnos de mediados de los años ochenta en Chicago, aunque muchos aún afirman que tuvo sus inicios a finales de los años setenta (más específicamente en 1977) cuando Frankie Knuckles (su aparente creador y uno de sus más representativos iconos) debutó como DJ principal (entre 1977 y 1982) en la discoteca conocida como The Warehouse. Este club aparentemente fue el que dio nombre a este estilo. Sin embargo, algunas personas afirman (entre ellos Larry Heard, conocido como ‘Mr. Fingers’), que el término house sólo describe el hecho de que muchos DJ principiantes crearon este estilo en sus propios hogares, gracias a innovaciones tecnológicas como la caja de ritmos y los “Revox” de 4 pistas.

Sus pioneros, influenciados por la música de Kraftwerk, mezclaban elementos o canciones enteras de música disco con sonidos electrónicos, mayormente percusiones de sonido grave (muy populares en esa época) y aceleraban el ritmo, con el fin de transformar los clásicos del género disco en algo más bailable y moderno. La inclusión de percusiones de sonido grave conocidas en el medio como bass beats, es un hecho que a grandes rasgos, distingue al house de todos los demás géneros.

Si bien este movimiento se originó como una reacción a la saturación producida por la música disco y derivados (en un primer momento), y fue una oposición y una verdadera revolución en sonido y concepto, a principio de los años 90 inició su claro regreso al sonido disco en estado puro. El objetivo del house principalmente está enfocado a la pista de baile, sin embargo cabe la experimentación y el minimalismo. Se suele citar a “On & On” de Jesse Saunders de 1984 como la primera grabación comercial de house music.

Se trata, junto con el trance, de uno de los estilos de música electrónica más abarcadores. En sus subgéneros el house sólo mantiene de sus raíces, las percusiones bass beat, que es el único elemento común de todos sus estilos. El house suele tener un suave sonido distintivo, enfocándose y resaltando tonos medios y graves más que agudos, lo que hace de este estilo musical uno de los más fáciles de escuchar para el público ya que sus sonidos no son tan hostiles al oído como los sonidos del trance, drum and bass, psychedelic y jungle, que se destacan por sus percusiones extremas y por sus muy agudos sonidos atmosféricos. Por lo general, el house suele ser fácilmente confundido por personas no habituadas a él, con otros géneros de música electrónica, tales como el downtempo, el synthpop, o el bounce.

El Acid House es la evolución del house hacia los sonidos crujientes, repetitivos y lisérgicos creados con el aparato TB-303 de Roland. Su símbolo fue el famoso “Smiley”, y sus inventores el grupo Phuture (DJ Pierre y Spanky) con el tema “Acid Trax” (editado en 1987). En 1988 el acid house dio origen en Gran Bretaña al denominado Verano del Amor. Hay mucha confusión sobre la denominación del estilo Acid house, producida a la par por desconocimiento y por intentar desprestigiarlo. Circulan varias teorías, la mas sensata la de los autores del término, por supuesto. En referencia a las drogas psicodélicas en general, algunos creen que el Éxtasis (MDMA) era más común entre los músicos y gerentes de las discotecas a mediados de los 80.

El Acid Tracks usado en Chicago, debido tanto a que la primera canción del género se llamaba “Acid Trax”, y se decía que el nuevo estilo era tan ‘caliente’ que ‘quemaba la pista de baile como el ácido’. La opinión más acertada es, por supuesto, la de los propios autores de Acid Tracks. Según los autores se le dio ese nombre a la canción porque parecía como si hubiera caído algún tipo de acido sobre el teclado de la TB 303, en referencia al burbujeo del sonido. Las melodías parecían retorcerse. Con toda seguridad fue la canción la que dio nombre al género. Después llegarían los malentendidos. A principios de los 90 y en parte debido a una fuerte campaña de censura (provocada por el escándalo de las fiestas acid house) dicho sonido fue suprimido del mercado y reemplazado por una fórmula pasteurizada de house comercial mezclado con Hip Hop hiphouse y pop electrónico diluido.

El Deep house (House profundo), es una de las corrientes más cálida, envolventes y llena de soul del tipo de música electrónica house. Se caracteriza por sus pocos beats por minuto. 124 b.p.m. El sonido deep house se diversifica aceptando diferentes sonidos referenciales como atmósferas, sonidos electrónicos, o vocales. Tiene una gran influencia del sonido disco, y sus capitales son San Francisco, New York (donde se le denomina garage), New Jersey (con el grupo Blaze a la cabeza), Chicago e Ibiza. Donde cada verano suena en sus playas y en sus fiestas más selectas. El deep house hoy día tiene miles de seguidores, algunos de los Djs más famosos de este género y aún vigentes son Frankie Knuckles, Tony Humphries, Todd Terry, Larry Heard (Mr. Fingers) entre otros muchos, la música deep house ambienta los escenarios más selectos y exclusivos de la música house en la actualidad.

A partir de 1987, el house dio origen a multitud de subgéneros que hablaban bien claro de su vitalidad y su furia creativa. Y así fueron llegando las espirales psicodélicas del Acid House, el espíritu exploratorio del Techno-House de los rebeldes de Detroit, la sabrosa sensualidad del Latin House, el desprejuiciado eclecticismo de los Balearic Beats, las intemporales melodías llenas de alma del Garage y el Deep House, la vibrante procadidad del Hip-House, los hipnóticos ritmos del Tribal Dance, las sinuosas atmósferas del Ambient House o la luminosidad mediterránea del Italo House, en los 90, seguíamos disfrutando con la radical experimentación del Underground House, el minimalismo brutal del Hardhouse, la reivindicación petarda del Handbag, el espíritu cool del Jazz House, las melodías facilonas del Dream House o el revivalismo funk del House británico. Doce intensos años de historia que tienen su inicio en la segunda mitad de los 80, que es la época que documento esta imprescindible información, estas son las raíces de un sonido que ha alterado el desarrollo de la música popular de este fin de siglo. Olvidar la historia es un error, porque todo lo que ahora se baila tiene su origen aquí. Y volver a escuchar todos estos temas es sencillamente, un placer inmenso, casi impagable.

A principios de los 80 se empieza a utilizar el término “Dance” como evolución del estilo Disco. Es en torno a 1985 cuando nace de una manera más formal lo que hoy conocemos como Música de Baile (Dance Music). Si bien tiene sus orígenes en las corrientes negras del Funky y Música Disco de los 70, así como en el Techno de siempre, la Música de Baile cuenta con diversos signos de identidad propia que hacen de ella un estilo musical y corriente cultural por sí misma.

Es a mediados de los 80 cuando salen al mercado los primeros samplers. El sampler es un aparato que permite “fotocopiar” y manipular digitalmente sonidos de otras grabaciones para adaptarlos a la producción que se está elaborando. Con ello y junto con la revolución tecnológica que se da también en cuanto a sintetizadores digitales, uno puede hacerse un estudio de grabación en su propia casa, con un presupuesto ya no desorbitado. Nace así el “House” (la música hecha en casa) y el Techno cobra nuevos signos de identidad en su gran avance tecnológico, permitiéndonos así hablar de dos nuevos estilos musicales, que se engloban ya como Dance Music.

Todo ello está además íntimamente liqado a la popularización del éxtasis, también hacia el 85, primero en EE.UU., para entrar luego en Europa a través de Ibiza.. Si bien las drogas han marcado siempre épocas en el plano musical, es con el éxtasis, el House y el “nuevo” Techno un acontecimiento simultaneo en el tiempo que dará lugar a toda una cultura. La Cultura de Club, la Cultura del Baile (Dance Culture), la Cultura de los Disc-Jockeys y tantos otros nombres con los que bautizarla, persiste en nuestros días con más fuerza que nunca. Su reflelo en las ventas discográficas alcanza ya a todos. Hoy por hoy la Música de Baile representa casi un 20% de cuota de mercado en los países desarrollados como el nuestro, Alemania, Reino Unido, etc.

Son precisamente el House y el Techno las dos ,corrientes principales de este tipo de música. El House se caracteriza inicialmente por sus voces negras el charles (platillo) abierto, velocidades entre 115 y 130 BPM’s (Beats por Minuto=golpes de bombo por minuto) y otras tantas características que podrían desviar peligrosamente su difícil definición y del House surge el Acid House, Deep House, Hard House, Balearic, Hiqh & Energy y tantos otros.

Anuncios